Desde hace unos días disponemos en nuestras instalaciones de un Desfibrilador Semiautomático (DESA) para la cardioprotección de toda la población escolar, así como formaciones continuas del personal.

Nuestro centro está reconocido como Colegio Cardioprotegido, lo que nos ayuda a estar en vanguardia en medidas de seguridad y salud y ser uno de los pocos centros educativos a nivel local y regional en disponer de dicha distinción.

La Cardioprotección es vital ya que la muerte súbita es evitable. Actuar con un desfibrilador en los primeros 5 minutos de parada aumenta la supervivencia en más de un 70%, y a partir de los 7/8 minutos si no se actúa no hay posibilidad de salvar una vida, las emergencias son muy rápidas, pero no lo suficiente para llegar en tan poco tiempo a uno de estos eventos. La preparación, los medios y la actuación de los presentes es vital, de ahí la apuesta por la seguridad de nuestro centro por su alumnado.