No cabe duda de que los dispositivos móviles nos ayudan cada día. Pero es muy importante poner límites en su uso.

Un mal uso puede afectar no sólo a nuestras relaciones sociales, sino también a nuestro cerebro.

¿Qué hacer con nuestros hijos? ¿Cómo limitarles el uso de smartphones? Compartimos algunas reflexiones de grandes expertos como Jim Kwik y Simon Sinek.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.